lunes, 2 de agosto de 2021

El hotel Miralrío abrirá de nuevo sus puertas

Facha del hotel Miralrío al lado del puente sobre el Cúa

Buena noticia para Cacabelos:  el acreditado hotel Miralrío abrirá de nuevo sus puertas después de más de cincuenta años cerradas.

Los nostálgicos –ya mayores- recibimos con alegría el inicio de las obras que se están realizando en el que fue santo y seña de la hostelería, no sólo en el Bierzo y provincia sino también en el noroeste de España.

Aseo de una habitación

Las obras respetarán íntegramente la facha de la avenida de Galicia y las laterales del río Cúa y jardín posterior. Los promotores conservarán algunos detalles del interior por sus peculiaridades, como lo son el pasamanos y barandilla de la escalera.

Actualmente las obras están vaciando completamente el edificio por dentro para construir el nuevo hotel totalmente que tendrá doce habitaciones. En la parte posterior se están levantando  la cocina y comedor del restaurante en un edificio nuevo frente a los jardines.

Hay que recordar a las nuevas generaciones de cacabelenses que el hotel creado por don Ángel gozó de fama y prestigio durante los años que se mantuvo abierto. Su situación, al pie de la antigua Nacional VI y con vistas al río Cúa, permitía a los viajeros un agradable descanso en la ruta Madrid-Coruña o viceversa. No debemos olvidar que ese viaje de seiscientos kilómetros en aquellos años ocasionaba la necesidad de descansar, incluso una noche. Pocos hoteles de la zona y en esos años podían presumir de tan buenas instalaciones.

Los nuevos dueños respetarán la antigua barandilla y pasamanos

Así, muchos personajes del deporte y la cultura de entonces pernoctaron en Cacabelos. Siendo muy niño recuerdo la algarabía que se formó a las puertas del establecimiento intentando ver a Remallets, portero internacional del Barcelona que se alojaba allí. Otros no olvidan el impacto que provocó el fallecimiento allí el 14 de abril de 1957 del exjugador del Atlético de Madrid y entrador en aquella fecha del Racing de Ferrol Juanito Vázquez (abuelo del presentador de televisión Jesús Vázquez), equipo que jugaba el torneo de Pascua  de ese año en el Municipal de Cacabelos. Incluso jóvenes franceses se hospedaban en él parte del verano formando parte de una colonia estudiantil que dirigía el Padre Rojas.

El Padre Rojas con unos jóvenes cacabelenses en los jardines del hotel

Estaba don Ángel secundado por su familia: por Josefa, su mujer, y sus hijos Manolita, Gelines, Sefi y Pepe. Éste último le animó a organizar cenas de salón los sábados, como ya hacía en Madrid y otras ciudades y que él ya conocía de sus tiempos de universitario. Pero el proyecto fracasó. Ni los medios económicos del Bierzo permitían esos dispendios por aquellos años ni las nuevas costumbres arraigaban todavía. 

Se adelantaba don Ángel a los tiempos. Testigo que cogen los valientes emprendedores y propietarios del nuevo Miralrío.

Desde la galería del hotel se observan la playa fluvial y la avenida de Galicia perfectamente



 

jueves, 29 de julio de 2021

El poeta bañezano Antonio Colinas cierra la Escuela de Paisaje "José Carralero" de 2021

 

Mañana viernes se despide la presente edición de la Escuela de Paisaje "José Carralero" que ha venido desarrollándose estas últimas semanas en el entorno al monasterio de Carracedo.

El acto de clausura contará con el poeta, novelista, ensayista y traductor Antonio Colinas.

El PP achaca a incompetencia del equipo de gobierno la exclusión del MARCA a las ayudas de Diputación

Fachada del Museo Arqueológico de Cacabelos

Se anunciaba esta semana el reparto de ayudas por parte de la Diputación a trece museos provinciales entre los que no se encuentra el Arqueológico de Cacabelos (M.AR.CA.).El PP ha hecho pública la siguiente nota en la que dice intuir que esa exclusión podría deberse a la falta de dedicación del equipo de gobierno del Ayuntamiento:

Reparo de ayudas de la Diputación a museos provinciales

 

CON EL PACTO DEL CHÁNDAL CACABELOS SIEMPRE PIERDE AHORA EL M.AR.CA.      

La Diputación acaba de repartir los fondos de ayudas para la contratación de personal de museos, de la que el Museo de Cacabelos HA QUEDADO EXCLUIDO.

Otros 4.000 € que se han perdido para la contratar personal para el M.AR.CA., una institución cultural señera en la Provincia hace unos años, que siempre está falta de personal.  

            No sabemos los motivos reales de esta exclusión, aunque la manifiesta incompetencia del equipo de Gobierno de Junior Rodríguez, nos hace intuir que, una vez más, les falta dedicación al cargo que ocupan y han dejado pasar otra ayuda de la Diputación, gobernada por sus correligionarios del PSOE.

            Fuera de las excusas inexcusables que sigan ofreciendo a sus simpatizantes, lo que los más de 2 años del Gobierno de Junior son pérdidas. En esta ocasión, le vuelve a tocar al M.AR.CA. una institución cultural de nuestro pueblo que llegó a ser un referente para todo el noroeste del país y que las envidias cicateras de antiguos responsables venidos a concejales lo llevaron hasta su cierre. Hoy esta reabierto, pero tras el enorme esfuerzo perdido en cuitas estériles, hemos de reconocer que nuestro Museo concita un escaso interés en la comunidad del Municipio. Y por si fuera poco el Gobierno del Pacto del Chándal, pierde las ayudas de otras administraciones que podrían ayudar a levantarlo.

            La desidia de Junior Rodríguez y su equipo gobierno, vuelve a ponerse de manifiesto por parte de quienes están más preocupados de sus sueldos, que del interés general de los vecinos del municipio.

            La incapacidad de gestión de Junior ya no puede ocultar que su llegada al Gobierno Municipal, solo ha supuesto pérdidas para Cacabelos. Aunque lo que nos parece intolerable es que su soberbia le empuje a mentir repetidamente para ocultar sus carencias y su falta de dedicación al Municipio. Con su nefasta gestión Cacabelos sigue perdiendo.

Adolfo Canedo Cascallana

Grupo Municipal Popular de Cacabelos

 

 

miércoles, 28 de julio de 2021

Patrimonio da permiso para desbrozar Castro Ventosa

 



La Comisión Territorial de  Patrimonio Cultural  ha autorizado los trabajos de desbroce del entorno superficial y perimetral de Castro Ventosa. Esta intervención deberá utilizar solo medios mecánicos circunscritos a desbrozadoras de cadenas, o similares, sobre tractor sobre ruedas, o de uso manual. No se permitirá intervenir en modo alguno en el subsuelo del Castro. Estos trabajos se llevarán a cabo sobre la vegetación, principalmente, herbácea y si se emplea maquinaria no se deberá abrir camino o pista alguna para su acceso a las zonas del sitio arqueológico. Y tampoco deberá afectar a la muralla esta labor.

Imágenes y recuerdos de Cacabelos (CDLXXIII)

 


LOS SASTRES TAMBIÉN TIENEN SU CORAZONCITO

 Por Antonio Esteban

Quiero decir que los sastres también se enamoran . ¿Por qué los sastres no podían  enamorarse?. ¿Quién iba a  impedírselo?. Ni siquiera el mucho trabajo que tenían ya que, por aquellos entonces,  todo el mundo quería un traje para estrenar en su momento: en domingo de Ramos, por ejemplo,  que no estrenaba  -como dice el refrán-  quien no tenía pies ni tenía  manos o para una boda.  El día de la boda, el novio estrenaban traje, un traje de chaqueta cruzada, elegante que hacía juego con la corbata que le regalaba el alfayate  -alfayate es palabra clásica que quiere decir sastre-   o para un entierro . Todos  guardamos  en el  armario un traje oscuro para acompañar al difunto.  En las primeras comuniones  es diferente. Parece como si no fuese necesario. Y quien estrena traje  -de almirante de navíos sin mar, los chicos o de novia sin novio, las niñas-  son los comulgantes.  Pero, se me ha ido el santo al cielo o la pluma a otros derroteros. Iba diciendo que los sastres como Luso se enamoraban   y aquí, en la villa, hubo muchos sastres  y todos se enamoraron y se casaron y tuvieron hijos. Dar puntadas en una americana, hacer solapas  -cosa difícil-  o tomar medidas, no les impedía soñar con el amor. Los sastres tenían su corazoncito y se enamoraban y salían de paseo con sus novias en bicicleta. Ahí está el  ejemplo de Luso que   contempla  con arrobo a Sita, su novia. Luso tenía derecho a enamorarse. Y se enamoró,