miércoles, 27 de mayo de 2015

Cacabelos en la prensa

Enlace a Infobierzo:

El escrutinio de la Junta Electoral de Zona detecta las primeras incidencias en Bembibre, Arganza y Cacabelos

Nota informativa de Adolfo Canedo sobre la resolución judicial del conflicto de la valla en la Travesía de Torano Nuovo



Adolfo Canedo, Alcalde de Cacabelos, ha emitido la siguiente nota informativa sobre la resolución tomada por la Adiencia Provincial  en el conflicto de la valla situada en la travesía de Torano Nuovo:
 
La Audiencia Provincial da la razón a los propietarios y al Ayuntamiento de Cacabelos en el conflicto de la valla de la trav. Torano Nuovo

Tras más de un año de desesperados intentos por parte de la Constructora Nistal y Bello para derribar una valla, reconstruida legalmente por sus propietarios para delimitar su finca.

Hoy, después de más de un año de denuncias públicas del PSOE de Cacabelos en todos los medios de comunicación sobre la ocupación “ilegal” de una vía pública, la trav. Torano Nuovo, por parte de unos vecinos (todos jubilados y pensionistas) y de verter acusaciones públicas de trato de favor, prevaricación y connivencia contra el Equipo de Gobierno Popular; y después de pedir la dimisión del Alcalde y toda la Junta de Gobierno:
La secc. 2ª de la Audiencia Provincial de León da definitivamente la razón a sus legítimos propietarios y validan inapelablemente la legalidad de la licencia para reconstruir la valla que concedió el Ayuntamiento de Cacabelos.

El día 20 de mayo, los tres magistrados de la Audiencia Provincial, sección 2ª, se han pronunciado de manera inapelable sobre los recursos interpuestos por el Ayuntamiento de Cacabelos y por D. VALERIANO CELA CASTELAO, HEREDEROS DE D. VICENTE CELA CASTELAO, D. ANTONIO CELA RODRÍGUEZ  y D. RAMÓN ARIAS GONZÁLEZ, que se oponían al derribo de una valla que delimita su propiedad en la trav. Torano Nuovo, antes Alférez Provisional de Cacabelos, como pretendía la Constructora Nistal y Bello. Esta empresa años atrás, había construido un edificio de más de 40 viviendas, con bajo + tres alturas colindante con la  citada travesía, retranqueando 4 ms. el edificio de forma ilegal. Pretensiones de la Constructora Nistal y Bello que ha apoyado públicamente durante estos meses el PSOE de Cacabelos hasta la precampaña electoral.

En ella también se especifica que el Ayuntamiento de Cacabelos era un tercero en esta controversia y que nada tenía que ver en este conflicto entre particulares. Que la licencia de reconstrucción de la valla se otorgó por la Junta de Gobierno, con los informes técnicos favorables y sin perjuicio de terceros. Por ello resulta todavía más incomprensible la presión, el acoso judicial y mediático sufrido por este Alcalde en los últimos meses con un tema donde se reconoce que no era ni interesado, ni parte a través de múltiples resoluciones que me hostigaban permanentemente pretendiendo que este Alcalde prevaricase y fuese contra sus propios actos a favor de una empresa. Incomprensiblemente de alguna de estas resoluciones me enteré por la prensa antes de que se me fueran comunicadas por la vía judicial pertinente. Debo subrayar que todo este intento de extorsión a mí, como Alcalde, animó a la constructora Nistal y Bello a interponer una querella por prevaricación contra mí, contra la Junta de Gobierno y contra el técnico municipal.

Esta inapelable resolución se fundamenta en otra que ya reconocía la propiedad privada de la finca en litigio a D. VALERIANO CELA CASTELAO, HEREDEROS DE D. VICENTE CELA CASTELAO, D. ANTONIO CELA RODRÍGUEZ  y D. RAMÓN ARIAS GONZÁLEZ, en la sentencia dictada el 28 de octubre de 2013 por la Audiencia Provincial.

Desde el Ayuntamiento de Cacabelos solo nos resta recalcar que en ningún momento este Alcalde ni su Junta de Gobierno han cometido ningún tipo de irregularidad ni prevaricación al conceder esta licencia y permitir la ejecución de la misma, como ahora reconoce la Audiencia Provincial.

Como Alcalde, solo me queda invitar a todos a reflexionar sobre quien defiende los legítimos derechos de sus vecinos, desde el máximo respeto a la legalidad; mientras que el PSOE de Cacabelos, sin tener el más mínimo escrúpulo en consultar el expediente Municipal de concesión de la licencia de la reconstrucción de la valla de la trav. Torano Nuovo, se lanzó al ruedo del oportunismo político en defensa de los intereses espurios  y especuladores de una empresa, la Constructora Nistal y Bello.
Adolfo Canedo Cascallana
Alcalde de Cacabelos

Imágenes y recuerdos de Cacabelos (CLX)





LA PRIMERA COMUNIÓN
 Antonio Esteban González

Íbamos vestidos de almirantes de naves que se hundirían cuando soplasen los primeros vientos de la vida o almirantes  -unos, de blanco y otros de azul-  anclados en los más felices días de una niñez que no acababa de convertirnos en adolescentes, sucios de pecadillos  -sobre todo-  contra nuestras mamás  -“me acuso de no obedecer a mis padres cuando me mandan a algún recado”-  porque ¿de qué otros pecados podíamos acusarnos..?. No matábamos  -a no ser gorriones con tirachinas-  ; amábamos a Dios a nuestra manera; no blasfemábamos  -decíamos “ostras” por “hostia” o “jopé” por “joder”, que no eran blasfemias, pero, sí, palabras malsonantes; íbamos a Misa de doce y nuestros pensamientos  -hasta entonces-   estaban limpios de imágenes pecaminosas contra el sexto mandamiento y, por eso, éramos almirantes  -o nos vestían de almirantes-  de una armada que no existía pero a la que ponían rostro nuestros sueños de niños.
 Y aquel día se convertía en un día inolvidable, más que nada porque en casa celebrarían un banquete y habría, de comida, arroz con pollo de corral y brazo de gitano. (Hoy no existe el brazo de gitano y al arroz con pollo  -que no es de corral-  se le llama paella).
Y al atardecer, antes del rezo del Santo Rosario y del reparto de estampitas con un ángel mofletudo velando nuestro camino, la visita a los amigos  -a los amigos de papá y de mamá-  que nos obsequiarían con un billete de cien pesetas que, irremediablemente iba a pasar a la hucha  y nos invitarían a un plato de fresas con vino y azúcar que obnubilaría nuestras mentes.
Ahí están, pequeñitos, en la foto de la semana: Gasparín Sierra, que vive en Toral; Pepín Landeira,  médico afamado en Oviedo; Ángel, el marido de Berta, ya fallecido y Ricardito que, por aquel entonces tenía ya más de un millón de amigos.
Y, además, perdidos entre la muchedumbre, vemos a Pura, casada con Sindo a Herminia,a cuyo marido enterramos hace poco tiempo, a Emilia, la madre de Ricardo que contempla con arrobo a su retoño y a Paquito, monaguillo de don Antonio y, a veces, de don Desiderio.
Una foto, como otras muchas fotos, que nos acerca, en este mes de Mayo a otras primeras comuniones y, naturalmente, a la nostalgia.