domingo, 22 de julio de 2018

Emma, subcampeona de España absoluta de halterofilia



Mª Emma López Crespo


Mª Emma López Crespo se proclamó este sábado subcampeona de España absoluta de halterofilia en la categoría de 63 kilos. 

La halterófila cacabelense consiguió tres medallas en el XXVI Campeonato de España Absoluto Femenino celebrado en el pabellón de O Burgo de Culleredo (La Coruña) celebrado durante este fin de semana. Emma levantó en arranca 77, 80 y 83 kilos logrando con esta última cifra la medalla de oro. En dos tiempos sus marcas fueron 97, 100 y 102 que le permitieron lograr la medalla de plata. Fue segunda en el total olímpico y en consecuencia subcampeona de España. La gallega Irene Martínez la primera.

Tres medallas más para nuestra vecina que corroboran su categoría y que confirman un brillante futuro en la halterofilia. 


La I Andaina de Quintos Ricardo “Relojero” se celebrará el 4 de agosto

Ricardo "Relojero" y don Luis en la fiesta del año 2017


Coincidiendo con la fiesta que anualmente celebran los quintos del 42, 43 y 44, este año se celebrará la I Andaina de Quintos Ricardo Relojero. Se celebrará el sábado 4 de agosto con salida y llegada en la alameda de las Angustias. El itinerario seguirá el Camino de Santiago hasta Pieros, su iglesia y regreso a Cacabelos.

Otra novedad que presenta la fiesta de 2018 es el campeonato de la pocha, juego tradicional prácticamente perdido precursor del golf que se practicará con bastones originales en los jardines de la alameda en esa misma fecha.

sábado, 21 de julio de 2018

Una incoherencia del INSS con mal final, de momento, para la afectada



Escribe a este cuaderno de Castroventosa una cacabelense perpleja por la sentencia que ha recibido desde el Juzgado de lo Social de Ponferrada:

Me llamo Elvira Valcarce Rodríguez y quisiera, por medio de esta carta, que conozcáis mi caso y juzguéis si no es un contrasentido lo que me ha sucedido:

El 1 enero de 2016 cogí una baja en mi trabajo para tratarme del túnel carpiano de la mano izquierda del que me operan el 22 de ese mismo mes. Sin dejar de estar de baja, me operan del mismo problema en la mano derecha y continúo de baja porque, aunque esta  última se va recuperando, la izquierda sigue mal.

Desde entonces estuve esperando un plan de rehabilitación de la mano izquierda para el que me llamaron en diciembre de 2017. Durante quince días acudo al fisioterapeuta y pasados otros quince acudo al médico quien me envía al traumatólogo. Este especialista me informa que hay que volver a operar esa mano, operación a la que me niego en vista de los resultados de la anterior y ante la falta de garantías de éxito y temiendo un empeoramiento: era necesario poner una prótesis y soy alérgica al material con el que está fabricada.

En este medio tiempo me escriben desde la Seguridad Social proponiéndome la invalidez total. En la carta me adjuntan ya todos los datos de cotización e incluso la paga que iba a percibir, 280 € hasta los 55 años.

Lógicamente, y dada mi situación médica, me decido por esta opción, preparo los papeles y los entrego. Pero la doctora que me examina en León emite un informe negativo y me dan de alta, alta que no puedo ejercer porque mi jefa me había echado del trabajo sin indemnización y sin aviso previo.

Pongo una demanda al INSS y Tesorería General de la Seguridad Social, demanda que ha sido desestimada y que yo recurriré en próximas fechas.

Cuando al principio de mi carta hablo de un contrasentido me refería precisamente a que en un principio es la propia Seguridad Social quien me propone que solicite la invalidez total y, una vez haber accedido a su sugerencia, me la niegan y me dan de alta.

Y ya para finalizar, la sentencia concluye que mis dolencias no son incapacitantes para mi oficio –empleada del hogar-, aunque, admite, que mis limitaciones revisten la nota de objetivables. Y, añade, que mi profesión entraña esfuerzos físicos puntuales y no muy intensos para los que no me encuentro impedida (poco saben de las labores a desarrollar en una casa puntualmente) y reconoce que presento fibromialgia tratada con ciertos medicamentos.

Agradezco a Castroventosa la publicación de esta carta y a los lectores su paciencia por leerla.